RecetasTartas y dulcePostres

Galletas de la Tía María para los que odian madrugar

galletas-tia-maria

Mucha gente se levanta temprano para realizar de manera tranquila y sin interferencias los rituales cotidianos. Yo me levanto por obligación.

Mi hermana se despierta a las 6 de la mañana para ir a  pilates y así empezar con energía la mañana. Mi amiga Laura, a la misma hora, salta de la cama para poder leer un rato una novela o el periódico, con una taza de café, sin ruidos ni gritos de niños. Para mí son seres de otra galaxia. Ni en mi época de estudiante me despabilaba pronto para estudiar. Lo dejaba para última hora, por la noche: lección dormida, lección sabida. ¡O eso dicen!

Siempre he sido de levantarme tarde, de apurar hasta el último segundo en la cama, el de los de cinco minutillos más. Eso sí, no perdono un buen desayuno. Me levanto hambriento como un león. Me gusta desayunar fuerte y no soy nada de dulce, soy de salado, unas tostadas con tomate o jamón serrano. No tomo café pero mi parte de cafeína esta asegurada porque soy adicto al refresco americano por excelencia.

En definitiva, me siento superidentificado con “La tía María”, de Manuel Bragado y Pepe Carreiro. Una versión de un cuento popular gallego, donde la protagonista duerme a pierna suelta y necesita la ayuda de todos los animales de la granja donde vive para saltar de la cama. Es uno de los primeros cuentos que contaba cuando empecé a trabajar en la biblioteca. Con esta obra, muchos niños han iniciado su lectura en solitario debido a las muchas repeticiones que contiene.

Estas galletas son de elaboración fácil, ideales para tomar con un vaso de leche caliente, un batido de chocolate o con un chocolate a la taza. Nos pueden servir para un desayuno o una merienda con amigos. Si las untamos con confitura del sabor que más nos guste, podemos hacer  pequeño bocaditos.

Galletas de la Tía María para los que odian madrugar

Imprimir
Nivel: easy Para: 6 personas Tiempo de elaboración:

Ingredientes

Ajustar porciones: personas
  • 250 gr. de harina floja
  • 150 gr. de azúcar
  • 3 huevos
  • Ralladura de limón

Instrucciones de preparación

  1. Con las varillas eléctricas, batimos los huevos y el azúcar hasta que doblen su volumen
  2. Incorporamos la harina previamente tamizada y la ralladura de limón y mezclamos con una espátula de silicona de arriba abajo, con suavidad.
  3. Rellenaremos la mezcla en una manga pastelera y formamos la galletas.
  4. Las meteremos en el horno a 180ºC hasta que estén doradas.

Quizá te interese ...

Torrijas de leche y miel según Manu Catman

Tipo de plato: Tartas y dulce
MANU CATMAN

Pannekoeken, las crepes que tanto gustan a los holandeses

Tipo de plato: Tartas y dulce
MANU CATMAN

Tarta de manazana según Manu Catman

Tipo de plato: Tartas y dulce
MANU CATMAN

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Aceptar Leer más