RecetasDulcesTartas y dulcePostres

Helado de fresas con nata rápido y natural

Me encanta el helado, y cuando el mercurio sube sin remedio, aún más. Soy tan ‘heladero’ que los como todo el año, sin importar lo que diga el termómetro. Los comerciales me gustan mucho, salvo el de fresas, porque muchas veces tienen un color sospechoso. Algo parecido ocurre con los de limón. Por eso, cuando tengo antojo, los suelo hacer natural.

Si tienes poco tiempo pero te gusta hacer helado casero, esta es tu receta. Tan rápida como fácil, obtienes como resultado un helado de fresas que sabe justamente a eso, a fresas.

Si te vas a iniciar en este mundo, te recomiendo que te hagas con una heladora (ya sea con compresor o de cubeta) porque facilita mucho la faena. Algunas las puedes encontrar a precios asequibles. También te doy otra recomendación: comienza a buscar información sobre el azúcar invertido o ciertos siropes (el blanco de IKEA es fabuloso). Este tipo de azúcares/siropes son líquidos, con la ventaja de que no cristalizan y así nuestro helado queda más cremoso. Si os interesa este tema enviadme algún comentario para desarrollarlo en los siguientes post.

Helado de fresas con nata rápido y natural

Imprimir
Nivel: easy Para: 4 personas Tiempo de elaboración:

Ingredientes

Ajustar porciones: personas
  • 500 gr. de fresas
  • 140 gr. de azúcar glas
  • 125 gr. de sirope blanco de IKEA (50 gr de azúcar invertido o miel)
  • Zumo de 1 naranja y de 1 limón
  • 250 ml. de nata líquida para montar con más de 30% de M.G.

Instrucciones de preparación

  1. Pon a enfriar en el congelador el recipiente de la heladera. Si no tienes la máquina o es de compresor, obviamente, te puedes saltar este paso.

  2. Quita el pedúnculo a las fresas, lávalas bien y pícalas en trozos groseros.

  1. Tamiza el azúcar glas en un cuenco, añade las fresas, el zumo del limón, de la naranja y el sirope (o lo que quieras usar). Tritura con una batidora hasta obtener una especie de sopa. Cuélala para eliminar las pepitas de las fresas y reserva.

  1. Con unas varillas, monta la nata al punto de picos blandos (también llamado semimontada) y acto seguido, añade la sopa de fresas. Mezcla bien hasta integrar del todo.

  1. Pon el resultado en la cubeta de la heladora y mantenca unos 30 minutos. Pasa a un recipiente apto para el congelador y deja reposar 2-3 horas para que coja cuerpo.

  1. Si no tienes heladora, no pasa nada, la mezcla la pones en el recipiente y la llevas al congelador, y la vas sacando cada veinte minutos y con una espátula la remueves. El objetivo es romper los cristales que se van formando y así hasta que congele del todo.

  1. Saca tu helado del congelador 5-10 minutos antes de consumir.

    Esto sí es natural.
    Esto sí es natural.

Quizá te interese ...

Polo cremoso de limón: fácil y buenísmo

Tipo de plato: Dulces, Tartas y dulce
MANU CATMAN

Trucos para hornear en blanco la pasta brisa o masa quebrada

Tipo de plato: Dulces, Tartas y dulce
MANU CATMAN

Skillet cookie, la galleta americana con perlas de chocolate

Tipo de plato: Dulces, Tartas y dulce
MANU CATMAN

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Aceptar Leer más