RecetasVerdurasEntrantesPlatos principales

Un tabulé magrebí que aprendí a cocinar en Francia

tabulé

El Tabulé, Taboulé o Tabbouleh es una receta de cocina árabe muy conocida y que aprendí a cocinar en Francia. Este país, con una importante población de origen árabe, ha incorporado esta receta tradicional a su recetario, ¡viva la fusión y la mezcla! Es una elaboración 100% vegana, eso sí, no apta para celiacos. Unos ingredientes sencillos, con mucho sabor mediterráneo que nos dan un resultado, fresco, sano y natural.

La receta original, si no me equivoco, es de origen sirio y se hace con bulgur, es decir, trigo cocido y luego molido groseramente. La versión magrebí o del norte de África (Argel y Marruecos) se elabora en base a cuscús (sémola de trigo) y es la que, por influencia de la inmigración, se ha popularizado en Europa y es la que conocemos.

Un tabulé magrebí que aprendí a cocinar en Francia

Imprimir
Nivel: easy Para: 4 personas Tiempo de elaboración:

Ingredientes

Ajustar porciones: personas
  • 250 gr de sémola de trigo (cuscús)
  • 250 gr de agua
  • 1 cebolla morada picada en brunoise
  • 1 ramillete de perejil fresco picado
  • 1 ramillete de hierbabuena fresca picada
  • 2 tomates maduros
  • 1/2 pimiento rojo picado en Brunoise
  • 1 taza de hierbabuena fresca picada
  • 1 limón para zumo recién exprimido
  • Sal
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Canela en polvo al gusto
  • Comino en polvo al gusto

Instrucciones de preparación

  1. En un recipiente ponemos la mitad de la sémola de trigo, añadimos la canela, el comino y, luego, el resto de la sémola. Ponemos la misma cantidad de agua caliente (yo la caliento en la kettle o hervidora) y tapamos y dejamos reposar unos 10 minutos.
  2. A continuación, añadimos dos cucharadas de aceite y, con cuidado de no quemarnos con las manos, vamos deshaciendo el cuscús para que quede suelto y se vaya enfriando. Yo suelo ponerlo en una bandeja y poco a poco lo voy haciendo.
  3. Ahora solo queda picar las verduras lo más pequeñito posible, así como el perejil y la hierbabuena. Y lo mezclamos todo en un recipiente. Aliñamos con limón, aceite de oliva y sal, volvemos a mezclar. Dejar que se enfríe completamente y consumir. (Atención: Al tomate conviene quitarle la piel. Para que te resulte sencillo, puedes hacer una cruz con un cuchillo en la parte opuesta del pedúnculo (tallo) y a renglón seguido lo metes en agua hirviendo 4 segundos. Así se retira fácilmente la piel desde la cruz que has hecho).
  4. Se suele tomar como ensalada de entrante o acompañando a algún otro plato.

Quizá te interese ...

La crema fría más impactante

Tipo de plato: Cremas, Verduras
GASTROMANSO

Vichysoisse, la sopa fría de puerro que triunfa en verano

Tipo de plato: Cremas, Verduras
MANU CATMAN

Batido de melón, aguacate y albahaca

Tipo de plato: Cremas, Sopas, Verduras
GASTROMANSO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Aceptar Leer más