RecetasTartas y dulcePostres

Tarta de rosas como las de la ‘mamma’ italiana

Tarta de rosas. Sólo para valientes.

Mi amiga Helena, italiana y viajera empedernida, trabaja en una pizzería al lado de casa. Hace poco me contaba que añoraba los domingos de su infancia, cuando toda la familia se iba a comer con la abuela. Enseguida me imaginé la típica mamma italiana preparando una gran olla de pasta para todo el clan, una casa llena de niños corriendo y donde todos hablan a la vez en la cocina, todo muy mediterráneo.

Para no saturar de trabajo a la mamma, Helena me contaba que alguien siempre llevaba tarta de rosas. Un bizcocho que gusta a chicos y mayores. Si les sobraba, tenían para desayunar el lunes, mojando un trocito en el café con leche.

¿Tarta de rosas? Un postre muy glamuroso, al estilo Dolce & Gabanna o Versace. De inmediato quise saber cómo era aquella tarta de rosas, realizada con la masa de cruasán de mantequilla, perfecta para un desayuno o para el té. Un postre típico del norte de Italia pero con la elaboración de una masa típicamente francesa.

Un mix que me lleva a recordar la novela El sol de los Scorta, del novelista francés Laurent Gaudé, ganador del premio Goncourt. Este hombre nos narra las vidas de una familia italiana desde finales del siglo XIX hasta el presente. Varias generaciones encaran afrentas y desafíos en un pequeño pueblo del sur de Italia. Una lectura muy recomendable.

Tarta de rosas como las de la ‘mamma’ italiana

Imprimir
Nivel: difficult Tiempo de elaboración:

Dificultad

Para pasar toda la mañana del sábado entretenid@

Ingredientes

  • 75 g de azucar
  • 10 g de sal
  • 1 huevo
  • 40 gr de manteca
  • 40 g de mantequilla
  • 500 g de harina de fuerza
  • 500 g de harina floja
  • 500 g de agua
  • 15 g Levadura

Aparte

  • 400 gr de mantequilla.

Instrucciones de preparación

  1. Sacamos con tiempo de la nevera  el huevo, la manteca y la mantequilla para que estén a temperatura ambiente. Junto con el azúcar y la sal lo ponemos todo en un bol de tamaño considerable y mezclaremos formando una papilla.
  2. Añadimos la harina y el agua poco a poco amasando todo bien con las manos hasta conseguir una masa homogénea. Con la mano notaremos el nivel de consistencia y de unión: tiene que quedar una masa mas bien dura que blanda.
  3. Esta masa la dejamos un rato en la nevera  para, después de unos 10 minutos, extender con el rodillo sobre la mesa de manera uniforme, formando una plancha rectangular. Sobre la superficie donde vayamos a trabajar echaremos harina para que no se nos pegue la masa.
  4. Extenderemos los 400 gr. de mantequilla sobre papel de hornear y con ayuda del rodillo formaremos una lámina alargada
  5. Colocamos la lámina de mantequilla en medio de nuestro rectángulo y doblamos la masa hacia el centro para cubrir totalmente la mantequilla y que nos quede en el interior.
    Así son las vueltas, para que os sirva de guía.
    Así son las vueltas, para que os sirva de guía.
  6. Suavemente estiraremos de nuevo la masa, volveremos a extenderla con el rodillo y cuando el rectángulo tenga un grosor de un dedo, doblaremos la masa  hacia el centro de nuevo apartando los restos de harina. Para trabajar cómodamente, después de cada doblez vuelta dejaremos reposar 15 minutos la masa en la nevera. Realizaremos esta operación tres veces. Habremos hojaldrado la masa con  tres vueltas sencillas.
  7. Volveremos a extenderla de nuevo con el rodillo y cortaremos 6/7 trozos en forma de triángulo y después, enrollándolos sobre sí mismos  les daremos la tradicional forma que tienen los cruasanes. Con ellos haremos las paredes de la tarta.
    Forma del triángulo para los cruasanes.
    Forma del triángulo para los cruasanes.
  8. Para las rosas cortaremos 4 tiras de de tres dedos de anchura, que partiremos por la mitad de la altura del rectángulo, y las enrollaremos formando una espiral. Lo colocaremos todo en un molde para tartas que  habremos untado de mantequilla anteriormente. Pintaremos con huevo batido la parte superior de la tarta para que nos quede un aspecto brillante y apetecible
  9. La dejaremos reposar entre 4 y 5 hora, y la meteremos en el horno. Precalentamos veinte minutos a 190-200 grados y luego la metemos al horno 15 o 20 minutos hasta que estén bien doraditos.
Una tarta para desayunar y sorprender a toda tu familia. ¿La dificultad para realizarla? La misma que cuando te sacaste el carnet de conducir coche, pero este con remolque. Un poco complicado el proceso. Entre amasar, estirar la masa… Pasaremos toda una mañana.Aquí podemos ver la manera sencilla/lisa de la tarta, pero podemos rellenarla de crema, mermelada…, o hacerla salada con jamón y queso…

Quizá te interese ...

Polo cremoso de limón: fácil y buenísmo

Tipo de plato: Dulces, Tartas y dulce
MANU CATMAN

Trucos para hornear en blanco la pasta brisa o masa quebrada

Tipo de plato: Dulces, Tartas y dulce
MANU CATMAN

Helado de fresas con nata rápido y natural

Tipo de plato: Dulces, Tartas y dulce
MANU CATMAN

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Aceptar Leer más