RecetasTartas y dulcePostres

Tarta Pavlova para estas fiestas en honor a Ana Karenina

tarta-pavlova

Una Navidad en blanco y rojo, un clásico. Una Navidad con nieve y frío en el exterior mientras en el interior, un árbol lleno de luces, bolas rojas al lado de la chimenea y un libro.

Recuerdo que hace ya unas cuantas navidades aproveché los días de vacaciones para leer Ana Karenina, de  León Tolstói. Una  historia de amor con mayúsculas de las que acaban mal, la historia de una aristócrata rusa que vive un amor extramatrimonial lleno de lujo y derroche. Un drama.

Me gusta el comienzo de la novela, uno de los más citados de la literatura: Todas las familias felices se parecen unas a otras; pero cada familia infeliz tiene un motivo especial para sentirse desgraciada.

Espero que seáis familias felices y sobretodo en estas fechas, sino siempre nos queda la lectura y los dulces para ayudarnos a evadirnos de la realidad.

Un postre sencillo*, de elaboración fácil y con gran impacto visual para sorprender en las comidas navideñas.


*Al parecer la famosa bailarina rusa Anna Pávlova inspiró este clásico de la repostería.

Tarta Pavlova para estas fiestas en honor a Ana Karenina

Imprimir
Nivel: middle Para: 6 personas Tiempo de elaboración:

Ingredientes

Ajustar porciones: personas
  • 6 claras
  • 300 gr. de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 6 fresas (o frambuesas)
  • 400 gr. de nata
  • 2 cucharadas de azúcar
  • Vainilla
  • Azúcar en polvo

Instrucciones de preparación

  1. Precalentar el Horno a 150ºC. En un bol echar las claras de huevo y batir con la batidora eléctrica hasta conseguir punto de nieve. Luego, y sin dejar de batir, ir añadiendo el azúcar poco a poco y la sal.
  2. Una vez hemos incorporado todo el azúcar, batir  a la máxima velocidad hasta que nos quede un merengue consistente y brillante.
  3. Cuando el merengue esté en su punto, ponlo en una manga pastelera con una boquilla de 10 a 12 mm. Puedes elegir hacer tu pavlova en moldes rectangulares o redondos. Engrasa el molde que hayas elegido con mantequilla y fórralo con una tira de papel sulfurizado. Escudilla el merengue desde el centro hasta el borde.  Por último, hornéalo a 150 grados durante una hora. Tiene que quedar un merengue dorado, de color beige. Lo sacamos del horno y dejamos enfriar.
  4. Montamos la nata con las dos cucharadas de azúcar y la vainilla, hasta que forme picos blandos. También puedes añadir ralladura de limón o lima.
  5. Echamos la nata encima del merengue y terminamos con las frutas cortadas por encima. Antes de servir, espolvoreamos la tarta con azúcar en polvo

Quizá te interese ...

Polo cremoso de limón: fácil y buenísmo

Tipo de plato: Dulces, Tartas y dulce
MANU CATMAN

Trucos para hornear en blanco la pasta brisa o masa quebrada

Tipo de plato: Dulces, Tartas y dulce
MANU CATMAN

Helado de fresas con nata rápido y natural

Tipo de plato: Dulces, Tartas y dulce
MANU CATMAN

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Aceptar Leer más